Lactancia y feminismo mal entendido

No sé si nos estamos todos volviendo locos, si utilizamos palabros sin saber qué significan, o si lo que queremos es ser sensacionalistas y llamar la atención. En algunos casos, probablemente sea mucho más sencillo que eso, y simplemente opinamos sin darnos cuenta de que no todas las mujeres nos sentimos igual.

Me quedo muy sorprendida cuando algunas personas relacionan la lactancia materna, es decir, dar el pecho, con el feminismo. Me quedo sorprendida porque se quedan en una sola cara de la moneda. La cara de las mujeres que dando el pecho se sienten realizadas, que lo disfrutan, que se sienten, como he leído en alguna ocasión, empoderadas por poder amamantar. 

Lo digo siempre, no solo lo respeto sino que lo admiro, y de alguna manera hasta lo envidio, porque le dan el mejor alimento a su bebé a la vez que ellas disfrutan. Lo que no me parece feminista, o por dejar de usar esa palabra, lo que no me parece que ayude a las mujeres, es cuando algunas de las que se sienten así (no son todas, y no quiero bajo ningún concepto generalizar) insinúan que son superiores, que las que no lo vivimos así somos menos mujeres, menos feministas, menos madres. 

Yo no me siento empoderada ni realizada dando el pecho. No me siento más mujer, de sentirme, me siento un poco menos, porque me siento invadida, me siento vaca lechera, siento que dejo de ser una persona para convertirme en una fuente de alimentación de una criatura.

No me siento ni respetada ni realizada cuando matronas y enfermeras me tocan el pecho, una parte tan íntima de mi cuerpo, a lo bestia, sin pedir permiso, a su antojo, sin tener en cuenta que ese pecho pertenece a una mujer: una mujer que está recién parida y que tiene en ese momento como principal misión cuidar a su bebé, pero que sigue siendo persona propia.  ¿Os imagináis que alguien os tocase los pechos por la calle sin permiso, o que opinase sobre si debes o no dejar que alguien succione tus pezones?  Os estoy leyendo la mente… “No es lo mismo” ¿Y por qué no? ¿Por qué se pueden respetar menos mi cuerpo y mis decisiones porque haya sido madre? 

Presionar a una mujer, directa o indirectamente, para hacer algo que no quiere, no es feminismo.  Ninguno me vais a convencer de lo contrario. Feminismo no es que una mujer adulta no pueda acceder a información sobre lactancia artificial de inicio con facilidad por un reglamento paternalista a nivel europeo. Feminismo no es ser juzgado por lo que haces con tu cuerpo.

Feminismo es las mujeres sean libres en tomar sus propias decisiones. Que reciban apoyo y ayuda sean cuales sean, que no sean juzgadas.  Que si quieres dar el pecho 6 meses, tengamos un sistema social montado que lo permita (empezando por la baja de maternidad). Que si no quieres, nadie te presione para lo contrario y tengas la misma calidad de asesoramiento. Empoderamiento es sentirme segura para hacer con mi cuerpo lo que yo quiero, cuando yo quiero, antes, durante, y después de ser madre, o si no lo soy. 

people-2566253_1920