Descubriendo el rol de la matrona con Matronaendirecto.com

Las que me hacéis el regalo de leerme habitualmente, sabéis que llevo una vida un poco de aquí para allá entre Suiza y Madrid. Eso no me pone fácil asistir a clases preparto o a consultas con la matrona o el medico con mucha frecuencia.  Es por ello que soy muy fan del mundo online y de los emprendedores que consiguen dar un servicio casi casi 100% tan estupendo a través de la pantalla.

Me pareció muy interesante Matronaendirecto.com. Te ofrecen una matrona que te proporciona una atención 100% personalizada y constante a través de email, Skype, etc.  Una matrona juega un papel fundamental en el acompañamiento a la mujer en el embarazo, y yo me lo estaba perdiendo completamente.  ¿Queréis saber quién hay detrás de este portal y como una matrona puede ayudaros? Os dejo con la entrevista con su fundadora, Maria Cantos, donde hablamos no solo de su proyecto, sino del papel de la matrona en general, y de diferentes temas de actualidad relacionados con el embarazo. Extensa pero muy útil, ¡No os la perdáis!

maria

P: Ser matrona es una profesión realmente especial. ¿Cómo y cuándo supiste que querías dedicarte a esto?

R: Pues, mi profesión frustrada es Medicina. Cuando acabé COU me presenté a Selectividad y en la nota final me faltó 0.01 para llegar y coger plaza en Medicina en Cádiz.

Mis padres me dijeron que me volviera a presentar pero yo decidí estudiar Enfermería y sacar nota para Medicina posteriormente. Nunca me imaginé lo que iba a ocurrir en mi vida. Saqué muy buena nota en la carrera, de las mejores, pero ocurrió otro boom en la medicina y volvió a faltarme 0.01, ¡No me lo podía creer! Lo interpreté como una señal y decidí centrarme en Enfermería.

Tras varios años, no me llenaba del todo la profesión. No se me daba mal, la gente me lo decía, pero yo no estaba del todo satisfecha con lo que hacía, notaba que me faltaba algo.

Un día, paseando por un hospital, vi un folleto de CTO, academia que prepara para el examen EIR y comencé a informarme sobre ser MATRONA. En mi carrera no había rotado por paritorio y desconocía como era ese mundo. Me gustó la idea y comencé a prepararme el examen. Tardé dos años en sacar plaza y comencé mi formación en el Hospital Universitario La Paz.

Supe que quería dedicarme a esto el día que hice mi primer parto. Ahí fue cuando me di cuenta que esa era mi profesión, eso era lo que quería hacer el resto de mi vida.

P: ¿Qué dirías que es lo mejor y lo peor de tu trabajo?

R: Lo mejor de mi trabajo, con diferencia, es la felicidad que desprenden los padres en el momento del nacimiento de su hij@. Es increíble el grado de felicidad extrema que desprenden ambos. Lo peor de mi trabajo, gracias a Dios son momentos muy escasos y contados, es cuando tenemos que dar una mala noticia. Lo paso fatal con situaciones negativas, no estoy acostumbrada a tener que pasar por ahí y no consigo acostumbrarme a ello.

P:  Imagino que estás acostumbrada a ofrecer tu ayuda presencialmente, ¿Cómo se te ocurrió dar el paso y crear Matronaendirecto.com?

R: Trabajo presencialmente en Jerez de la Frontera y en Madrid. En Madrid, hago guardias presenciales en un hospital y asisto parto, y en Jerez, además de asistir partos, paso consulta privada en el Hospital Jerez Puerta del Sur. Las mujeres que pasan por mi consulta me dicen continuamente que les ayudo muchísimo a resolver las dudas y que disminuyo mucho los miedos creados por historias contadas por amigas (si se pueden llamar así).

Creo que sé detectar esos miedos y consigo dirigir a las mujeres hacia la sensatez. Eso me llevó a pensar que quería ayudar a más gente, quería llegar a más personas y disminuir los miedos infundados por historias exageradas y drásticas contadas por personas que sólo desean ser protagonistas y llamar la atención. En España gusta mucho el morbo y para eso lo mejor es contar cosas negativas.

P: ¿Cuáles son los servicios que ofrecéis, a quien crees que puede serle útil?

R: Sobre todo ofrezco un seguimiento, no sólo consultas, eso no es lo que yo hago. Ofrezco un seguimiento personalizado, donde una matrona te lleva y te dirige durante el embarazo y en el postparto. Las matronas que trabajan conmigo son profesionales que se parecen muchísimo a mi forma de ser y que buscamos un objetivo en común, el bienestar materno-fetal tanto físico como psicológico. Creo que puedo servir a aquellas mujeres que sufren o que no disfrutan su embarazo por los miedos que les crean los demás.

P:  ¿Cómo se combina vuestra labor con las visitas al ginecólogo?

R: Nuestra labor no tiene nada que ver con la del ginecólogo, eso es un error muy común. Yo siempre digo que el ginecólogo es un médico y como tal su función principal es curar a las personas que presentan patologías y diagnosticar para  poder encaminar el tratamiento.

La Enfermería nos encargamos de CUIDAR al enfermo o al sano. Una de nuestras funciones principales es la Educación Para la Salud y esa tarea está poco conseguida todavía. Tenemos que educar a la población sobre conductas saludables, buenos hábitos, todo basándonos en hechos científicos:  no soy una persona que te recomienda algo porque se lo ha dicho la vecina, soy un profesional formado en el ámbito de la sanidad que puedo educarte sobre las mejores conductas a seguir y poder detectar alteraciones para comunicarte que debes acudir a un  médico. Las matronas estamos formadas para poder hacer un seguimiento de embarazo normal y una asistencia al parto y  postparto normales. Pero no podemos trabajar solas, dentro de la normalidad, pueden existir alteraciones y necesitamos a un médico que actúe en esos casos.

P: Sabemos que además eres especialista en salud mental perinatal. ¿Crees que le damos suficiente importancia a este aspecto? ¿Se valora lo suficiente la salud mental de la madre a la hora de tomar ciertas decisiones?

R: Pues efectivamente creo que se le da poco valor a la Salud Mental de la embarazada y menor aún a la puérpera. El proceso de embarazo y parto conllevan variaciones en la secreción hormonal de la mujer y está científicamente demostrado como afectan estas alteraciones a nuestro estado anímico por la deficiencia de endorfinas. Yo suelo hablar con las madres sobre el estado que van a sentir después de tener a sus hijos. Es un estado que mezcla la felicidad y alegría de ser madre con el ahogo de ser la máxima responsable de una “cosita” tan chiquitina. La mayoría de las madres no pueden dormir la primera noche tras el parto, mirando si su hij@ respira y durante todo ese tiempo se les pasa frecuentemente por la cabeza una pregunta “¿Seré capaz?” Siempre he dicho que la mejor persona que puede cuidar a un recién nacido es su MADRE. Trabajo mucho con ellas sobre ese aspecto y hay que vigilar su estado anímico en el postparto para evitar que derive en una patología.

P: En este rincón hablamos mucho de cómo, hoy en día, la maternidad ha dejado de ser visto como algo natural, parecer que es algo súper complicado para lo que hay que hacer mil masters. ¿Te encuentras con esta inseguridad en tu consulta?

R: La verdad que no me lo encuentro tanto. Las mujeres que acuden a mi consulta, la mayoría sobre todo, confían en nuestro criterio y se dejan llevar por nuestras recomendaciones, que son muy pro proceso natural, que no “naturista”. Hoy en día estamos viviendo una situación contra la medicina y más concretamente en el campo de la asistencia al embarazo y parto. Existen agrupaciones, a mi parecer, madres indignadas, que fueron mal atendidas en sus partos y se han dedicado a hacer una publicidad muy negativa sobre los profesionales sanitarios, generalizando. Yo creo en el proceso natural del parto, creo que si intervenimos poco puede ir bien, pero que doy gracias por vivir en este siglo, por contar con todos los recursos materiales y humanos que tenemos, por poder dar una asistencia mucho más segura.

Hace no mucho, las mujeres y los niños morían en los partos con una frecuencia demasiado alta, hoy en día, gracias a los avances, esos números han bajado notablemente. Es importante que los profesionales informemos bien a las mujeres sobre los recursos y sus usos, y no me vale que se intente “convencer” a una mujer sobre un tipo de asistencia u otra. Es decir, una matrona o un ginecólogo no tiene que decirle a una mujer si se tiene que poner la epidural o no. Las matronas tenemos que tener los recursos para ofrecer a esa mujer lo que ella desea.

Por eso no creo en la educación maternal en grupo, creo que es importante individualizarla. En Jerez de la Frontera yo doy Educación Maternal individualizada y es mucho más productiva ya que la oriento según las necesidades de la pareja. En mi asistencia diaria siempre digo que lo principal es INDIVIDUALIZAR. Tengo mujeres que cuando llegan de parto me ruegan que les ponga la epidural y tengo que valorar la situación para hacer que su proceso de parto sea lo más agradable posible para ella, no quiero que recuerde su parto de forma horrible.

 

Me ha hecho mucha ilusión poder explicar en nuestro rincón  el papel de una matrona contado en primera persona por alguien que dedica su vida a ello. Yo, que por el tipo de seguimiento que hago no tengo matrona, me acabo de apuntar a su plan online. ¡Os iré contando!