Cinturón de seguridad en el embarazo

Un día cualquiera te subes al coche y te das cuenta de que tu tripa tiene un tamaño considerable y que entorpece la colocación del cinturón de seguridad habitual. Entonces te acuerdas de que has visto por ahí en tiendas online que existen cinturones de embarazada, y empiezas a investigar. Esto fue lo que me pasó a mí hace un tiempecito, y me he dado cuenta de que era bastante ignorante al respecto de qué hacer y qué no, y de qué productos existen disponibles al respecto.  Así que aquí va un pequeño resumen para que todas nos hagamos expertas.

  • Lo primero que hay que tener claro es que SIEMPRE hay que llevar cinturón de seguridad. En eso el consenso es total. Por tanto, estés en el momento del embarazo que estés, no te subas a un coche sin ponerte el cinturón. Vamos, exactamente igual que si no lo estuvieras. Sin excepciones. 
  • Es cierto que el cinturón habitual pasa por el medio de la tripa, por decirlo de forma coloquial. Aquí existe mucho debate sobre si, en caso de accidente, la presión que ejercería el cinturón podría dañar o no al bebé. Parece que el mayor riesgo es en el primer y tercer trimestre, pero insisto, no hay consenso. En cualquier caso, sí que está demostrado que, de existir este riesgo, es muchiiiisimo menor que el de las lesiones que se pueden ocasionar en la madre al no llevarlo.
  • Para tener lo mejor de ambos mundos, existen en el mercado adaptadores de cinturón para embarazadas. Son adaptadores del cinturón normal, y que por tanto se pueden acoplar en cualquier coche y en cualquier asiento delantero (el del conductor o acompañante). Lo que hacen estos adaptadores es “bajar” la cinta abdominal para que quede por debajo de la tripa, en lugar de por el medio.
  • Básicamente existen dos modelos: Uno que hace esta función mediante una cinta que se coloca entre ambas piernas, y otro que lo hace con dos broches laterales. Este último tiene la ventaja de que se puede usar con falda sin problema, de cara a veranito. Yo lo he probado y tengo un pequeño pero: el material aterciopelado da un calorcito interesante.
cinturón seguridad embarazada entrepierna sin usar

Cinturón con adaptador en entrepierna

1

Cinturón con adaptador en entrepierna

cinturon seguridad embarazada lateral en uso

Cinturón con adaptador lateral

cinturon seguridad embarazada lateral

Cinturón con adaptador lateral

  • Ambos se atan como “abrazando” el asiento por detrás, se coloca la almohadilla debajo del culete, y se engancha al cinturón normal.

Son fáciles de comprar en Amazon y cuestan unos 40-50 euros según el modelo y vendedor. Si estáis pensando en haceros con uno, compradlo lo antes posible por aquello de amortizar la inversión. Y vosotras, ¿Os habéis comprado un adaptador u os sentís cómodas con el cinturón normal?

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Conectar con: