Entrevista con la Dra. Martínez-Frías, responsable del SITE

Si estás embarazada, lo has estado o planeas conseguirlo, seguro que compartes conmigo que la mayor preocupación que se tiene es que tu bebé nazca sano, sin malformaciones. Por eso, intentamos evitar todo aquello que puede aumentar el riesgo de las mismas. Nos suele dar especial miedo tomar medicación, y, efectivamente, no debemos tomar nada sin consultar con los especialistas.

Lo que ocurre es que en muchas ocasiones, nuestros médicos habituales no lo son. Me explico, pueden ser grandes matronas, médicos de cabecera o ginecólogos, pero no estar a la última en los avances científicos en estos temas.  Y, también muchas veces, el miedo a tener potencialmente un problema legal, les hace ser demasiado conservadores y no poner la salud de la mamá y el bebé como primera prioridad. 

Por eso, yo soy una defensora a muerte del SITE. Gracias a una llamada con ellos, yo he conseguido vivir mi embarazo muy tranquila sabiendo que podía seguir tratando con un medicamento un problema crónico que, de haber dejado sin medicar, hubiese tenido consecuencias desagradables para mí. Os hablé de mi experiencia en este post, y hoy os traigo una entrevista con la Dra. Martínez-Frías, Directora del ECEMC, presidenta de ASEREMAC y perteneciente al Centro de Investigación sobre Anomalías Congénitas (CIAC). Ella impulsó la creación del SITE, y nadie mejor que ella para explicarnos por qué es tan importante y qué está pasando con su financiación. 

P:Doctora, ¿Cómo explicarías a nuestras lectoras en qué consiste exactamente el SITE?

R: El SITE (Servicio de Información Telefónica para las Embarazadas) es, como su nombre indica, un servicio telefónico para que las mujeres embarazadas, o que planean estarlo, puedan consultar todas las dudas que tengan (de cualquier tipo), antes y durante el embarazo. El SITE lo iniciamos en el año 1991, tras conocer el de  Estados Unidos (que fue el pionero), que ahora se denomina OTIS (Organization of Teratology Information Specialists). Posteriormente se organizaron en diferentes países europeos, y  constituimos una red denominada ENTIS (European Network Teratology Information Services), de la que forma parte el SITE, además de estar en contacto con el OTIS.

 Así, cuando en alguno de los tres Servicios, se recibe alguna consulta sobre un agente o exposición de la que no tiene experiencia ni información, se hace una pregunta a todos los integrantes de las tres organizaciones, para decidir el tipo de respuestaUna característica específica del SITE es que informamos sobre aspectos relacionados con la preparación para el embarazo de la mujer, y también la del hombre, así como las dudas que se les presenten antes y durante el embarazo. Además, si ellos quieren, les enviamos un informe con el contenido de nuestra respuesta.

P:¿Cuáles son los miedos más frecuentes de las pacientes que os llaman?

R:Son muchos y variados, pero sobre todo sigue siendo el miedo a tomar medicamentos. Todo empezó tras el efecto sobre el embrión que tuvo la talidomida durante el embarazo, que llevó a la conclusión de que las mujeres embarazadas no podían tomar medicamentos. Han pasado 55 años, en los que el conocimiento científico ha experimentado un avance exponencial. Sin embargo, los miedos más frecuentes de las embarazadas siguen siendo los medicamentos. Pero también lo son para los médicos (de todas las especialidades), sobre todo los de más edad (aunque también en algunos jóvenes).

Es aún muy frecuente que el miedo del facultativo le indica a la mujer que al estar embarazada no puede tomar medicamentos, sin tener en cuenta el riesgo que puede tener la enfermedad para la vida de la madre, pero también para el embrión/feto. Por ejemplo (es un caso real), una mujer embarazada de 4 meses tuvo fiebre de 40º, como estaba embarazada, le dijeron que sería mejor que no tomara medicamentos. Estuvo dos días acostada y con fiebre alta. Una semana después se tuvo un parto prematuro de un bebé muerto con graves defectos causados por falta de riego sanguíneo. La causa fue la fiebre alta materna que dio lugar a que la sangre fetal se coagulara, y al dejar de llegar a los extremos de los brazos y los pies, estos se habían destruido, igual que otras estructuras corporales. Si la mujer hubiera tomado un antitérmico el hijo habría nacido sano.

P:¿Cuántas mujeres ayudáis de media al año?  

R:Cuando atendíamos a toda España, el número de llamadas anuales crecía en forma exponencial, llegando en el año 2004 a un total de 4.951 llamadas. A partir de ese año, se inició un descenso progresivo debido a que algunas de las CC.AA. dejaron de financiarlo, y en el año 2014 el total de llamadas fue de 3.988. Pero dada  la falta de presupuesto, este año 2015 tuvimos que dejar de atender las llamadas de todas las Comunidades menos las cuatro que siguen financiando el Servicio que son: Asturias, Cantabria, Castilla y León y Murcia.

 

site embarazo


P: ¿Por qué es tan importante que podáis seguir prestando asesoramiento a médicos y pacientes?

R: Dado que el avance del conocimiento está siendo tan vertiginoso en todas las áreas de conocimiento, no es posible que los médicos puedan intentar abarcar los de su especialidad, y añadir  los efectos de los medicamentos y otros agentes durante el embarazo. Además, como una mujer embarazada puede tener cualquier tipo de problemas médicos (tanto agudos como crónicos), es imposible que TODOS los especialista médicos puedan conocer la complicada área de la Teratología clínica. Ésta no incluye sólo los fármacos, sino cualquier factor ambiental que pueda alterar el desarrollo embrionario y fetal. Entre estos se incluyen: altas temperaturas (por fiebre o por la actividad laboral), exposición a sustancias químicas (por ejemplo a gasolina), esfuerzos físicos durante toda la jornada laboral, e infecciones; en general a agentes físicos, químicos y biológicos.

Precisamente por todo esto, en EE.UU. se desarrollaron los Servicios de Información Telefónica, atendidos por personal experto en el conocimiento del efecto de los factores ambientales sobre el embrión y el feto, en un área que se denomina Teratología.
P:En tu opinión, ¿la información sobre los riesgos de la medicación que reciben las embarazadas de sus médicos habituales es la más completa posible?

R: NO, por lo que ya se ha expuesto en los puntos anteriores. Ni siquiera para los médicos de atención primaria, por la complejidad que supone el conocimiento de Teratología Clínica, incluyendo que ésta parte de la ciencia implica conocer: las alteraciones del desarrollo embrionario y fetal humano, los momentos en que se producen cada tipo de alteración, las diferentes causas que las producen (que son muchas y de distintos tipos: físicas, químicas, y genéticas).

P:¿Crees que en general las mujeres viven su embarazo con mucho más miedo del necesario?
R: Depende del nivel cultural de la mujer, de si es o no el primero, y de cómo se desarrolla el embarazo. También es diferente en primíparas y multíparas, y de si han tenido abortos previos, o un hijo con problemas.

P:¿Cómo está afectando al servicio que prestáis la falta de financiación?

R: De momento, hemos tenido que dejar de atender a la inmensa mayoría de las Comunidades Autónomas. Es más, algunas comunidades nos han dicho que tienen un Servicio propio (Galicia, Valencia, País Vasco,…), aunque los que llaman nos dicen que no es cierto.


P: ¿Cómo podemos ayudaros a seguir en marcha?

R: No lo sé, quizás pidiéndolo a las Consejerías de Sanidad…Quizás sería más eficaz, por la Prensa…, o encontrando un mecenas…

Como veis, el servicio que proporciona el SITE hace que, con una sola llamada, se pueda salvar la vida de un bebé, o la salud de su madre. ¿No os parece increíble que el estado no lo financie?

 

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

4 comments

  1. M.L. Martínez Frías says:

    Muy bonita la página, y mi agradecimiento profundo por tu apoyo para que el SITE pueda a tender a todas las futuras madres.

    Para las mujeres que no pueden llamarnos, quizás encuentre respuestas en la Web de la Fundación 1000; sobre todo, las hojas llamadas “Propositus” en los que se exponen muchas situaciones de interés para las embarazadas, y también sobre medicamentos. Estos se los pueden bajar e, incluso, llevarlos a sus médicos. No es lo mismo que si pudiéramos hablar por teléfono, pero puede tranquilizarlas.

Deja un comentario

Conectar con: