Guía de lactancia con biberón-I

Hoy quiero empezar una nueva sección del blog donde compartiré con vosotras mi experiencia con lactancia de fórmula. O dicho más sencillo, mi experiencia con los biberones. Ya sabemos todos que no hay nada como la leche materna, pero las que damos biberón por elección o por obligación también podemos compartir pequeños trucos y consejos que puedan ayudar a otras mamás.
Quiero empezar por compartir que el biberón se puede (y debe) dar a demanda. Nosotros le hemos ofrecido comer a Sofía siempre que nos ha parecido, a través de su llanto o gestos, que podía tener hambre. No nos importaba que hubiesen pasado 10, 20, o 100 minutos desde la toma anterior. ¿Que quería? Genial. ¿Que no? Pues estupendo.Algunas amigas que hasta ahora daban pecho y se van a pasar al bibe me han preguntado cómo nos organizamos, ya que el pecho está siempre listo y el bibe no. Pues se puede hacer que el bibe también :-) 
Cómo tener un biberón siempre disponible. 

Con 2 sencillos productos, poco miedo, y algo de resignación. Me explico :-) 

  • Yo tengo todo el día, mañana y noche, el calientabiberones encendido y un biberón con agua dentro.
  • Para poder hacer esto, es importante que al calentador se le pueda graduar la temperatura. El mío es el de Tommee Tippee, y lo tengo siempre al 1, perfecto para tomar.

tommee-tippee-calienta-biberones-closer-to-nature-468001-MLM20258878517_032015-F

  •  Al lado, tengo un dosificador de leche ya preparado con la cantidad de polvos exacta. ¿Sofía podría tener hambre? Desenrosco el bibe, echo los polvos, agito y listo. Se tardan unos 20 segundos, ¡Bastante aceptable!

29968_l1

  • ¿Que no era hambre? Pues yo lo dejo otra vez a templar 2 o 3 horas. Y no pasa nada, ponga lo que ponga la caja. Jamás me ha pasado nada. Si te quieres quedar tranquila, prueba unas gotitas antes de dárselo a tu bebé. Si se ha “cortado”, lo vas a notar.

Con este método, el bebé no espera más para comer que si tomase pecho y puedes ofrecerlo a demanda. Lo máximo que puede pasar es que algún día calcules mal y tengas que tirar un biberón preparado. Bajo mi punto de vista, ¡es un mal menor!
¿Qué os parece? ¿Cómo os apañáis vosotras? 

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Conectar con: