Querida hija, no cambies nunca

Mi hija tiene solo 15 meses, pero son más que suficientes para tener una personalidad muy clara y definida. No lo veo solo yo, lo ve todo aquel que pasa con ella unas cuantas horas.

Es alegre y risueña, tremendamente activa, muy curiosa y atenta. No se le escapa una, pero de verdad. Como oiga el más mínimo ruido o movimiento, gira la cabeza veloz para comprobar qué pasa. Literalmente no para quieta, el director de la guarde nos ha dicho ya 2 veces que no se sienta en todo el día: está todo el rato de pie y en movimiento, hasta para pintar se queda en cuclillas.

Es muy independiente, odia tener sus movimientos limitados. Te abrazará cuando a ella le apetezca, normalmente hacia la noche cuando empieza a estar algo cansada, pero como trates de retenerla si ella no quiere, te dejará muy claro que no le parece bien. Si ella puede hacer algo por sí misma, no quiere que se lo hagas tú. Por ejemplo, cada noche tira a la basura el envase del yogurt y mete las cucharitas en el lavaplatos.

Es impaciente y tiene muy claro lo que quiere y lo que le gusta, y es complicado convencerla de hacer cosas que vayan en contra de estas ideas. No le importan los obstáculos ni tener que esforzarse, si quiere algo, pelea por ello. Aprende muy rápido, se aburre con facilidad, y dormir le parece perder el tiempo, así que la siesta le dura máximo 1h15 minutos y hace todo lo posible para no quedarse dormida, hasta que el cansancio puede más que ella.

Yo estoy enamorada de su personalidad. Me parece que es fantástica y que sabrá enfrentarse a los obstáculos que le ponga la vida. Pero no estoy ciega, y observo como “la sociedad” no necesariamente piensa lo mismo que yo.

“Tenéis que estar agotados”, “esta clase de niños son muy difíciles y dan mucho trabajo”, “hay que ver qué carácter tiene esta niña”.”qué poca siesta duerme”... Son solo algunos de los comentarios que oigo con frecuencia. Hasta un día, en un taller infantil en una juguetería, me tuve que marchar porque les sentaba mal que la niña quisiese tocar otros juguetes que no formaban parte de la actividad, y que estaban a su altura.

Vamos, que tengo la sensación de que la sociedad en general prefiere niños, y supongo que por extensión adultos, más “fáciles”, porque entiende por fáciles que sean sencillos de manejar, de llevar a tu terreno, que den poco trabajo, que molesten poco. Para mi, Sofía es muy fácil porque se despierta cada día con una sonrisa y me regala momentos únicos y divertidísimos.

Así que desde aquí, dejo por escrito algo que le repetiré a Sofía infinidad de veces en su vida: No cambies nunca hija, eres absolutamente maravillosa, y al que no le guste, que mire para otro lado. Tus padres te queremos tal y como eres, y cualquiera que te merezca hará lo mismo.

Estoy escribiendo esto cuando llevo 36 horas sin salir de casa, a solas con mi hija, porque está con un buen trancazo + conjuntivitis + los colmillos saliéndole todos a la vez, y tomando antibiótico. Vamos, que no estoy precisamente bajo la influencia de un día maravilloso, sencillo y descansado que me tenga “ciega”. Sí, estoy cansada y ha habido algún rato difícil, pero es que la decisión de ser madre la tomé muy conscientemente, y no cambiaría ni una pizca de mi hija.

Solo espero poder transmitírselo para que no tenga la más mínima tentación de dejar de ser quien es.

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

5 comments

  1. Mamá Pingu says:

    Tal y como lo cuentas Sofía es una joya de niña que seguro que os regala momentos de lo más divertidos.

    Y además tiene la suerte de que en vez de querer “amaestrarla” para ser “como debería” apoyáis su manera de ser.

    ¡Ole por vosotros!

  2. EvitaBellido says:

    ¡A mí también me encanta Sofía! Va a ser una amiga estupenda de Sara jejejeje.
    A mí sobre todo me dicen que tiene mala leche pero oye! que me hace ilu y todo! Algo tiene que haber sacado de mí XD XD.
    Hay muchas opciones de educación y no voy a entrar en cuál es mejor. Me voy a limitar a felicitaros por lo bien que lo estáis haciendo :-)
    Os lo he dicho más veces pero ésta me parece de nuevo una buena ocasión para decíroslo: ¡Sois una familia GENIAL!

Deja un comentario

Conectar con: