Ropa Pre-mamá: El embarazo y los cambios en tu armario (II)

Vamos allá con la segunda parte de nuestro resumen de cambios que se producen en el armario con el embarazo.  Según va creciendo la tripa, hace falta adaptar nuestra ropa más y más… Pero no hace falta ni gastarse muchísimo dinero, ni comprarse todo en formato “solo apto para el embarazo”.

  • Sujetadores: Este terreno daría casi para un blog entero, jajaja. A la gran mayoría de embarazadas les aumenta el pecho de tamaño, y necesitan comprarlos nuevos. En general, se recomienda que sujeten bien pero que no lleven aros. Yo empecé comprando el modelo especifico de embarazo de Women’s secret, pero la verdad, he tenido mala suerte. Uno de los aritos del tirante me roza en la espalda y me crea herida (la piel se me ha sensibilizado aún más con el embarazo). Ahora estoy muy cómoda con el modelo de Playtex 24h Soft Aboslut. Los aros son de quita y pon, sujeta bastante y no molesta absolutamente nada. Existe en 6 colores y, según la tienda, cuesta entre 29€ y 35€
  • Pijamas: Aquí otra vez, vuelve a ser un mundo. Supongo que si se duerme con camisón, es más fácil que la tripa quepa bastante tiempo ya que suelen ser holgados. Pero aquí una menda es de pijama de dibujitos de toda la vida. Al principio pude seguir con los que tenía sin problema, pero ahora he optado por comprarme uno Premamá. De nuevo low cost (20€) en Kiabi. Sí que noto la diferencia en comodidad, ha valido la pena. Otra opción es dormir con leggings y camiseta.

ropa premama 2

  • Prendas de deporte: Decathlon, Kiabi y H&M tienen pantalones de deporte con cintura premamá sin problema. A mí de todas formas todavía me valen varios de los de antes que eran elásticos o de cintura ajustable. Aquí de nuevo, los leggings de premamá, que es como la prenda clave multiusos, pueden dar mucho servicio.
  • Ropa de abrigo: El momento en el que te quedes embarazada marcara mucho tus necesidades en este sentido. Yo he aguantado el invierno con los abrigos que ya tenía, algunos más prietos que otros, jejeje. Y para primavera, he comprado 2 americanas básicas de una talla más que la mía normal y las llevo abiertas, y un chubasquero talla L de Zara. Pienso que lo podré aprovechar bastante tiempo después del parto, y como vamos hacia verano, no abrocharse las americanas no es un drama.
  • Zapatos: El embarazo no implica que se necesiten zapatos nuevos. Que antes fueses doña tacones y éstos hagan que la espalda te moleste desde el mes cuatro, sí. Por supuesto que tenía zapatos completamente planos, pero esos también me destrozan la espalda. Así que he optado por 2 pares de bailarinas con un taconcito/plataforma como de 3-4cm, unas en beige y otras en negro (en la foto os las enseño en granate). No son los zapatos más bonitos que he tenido nunca, pero voy muy cómoda.

Y vosotras, ¿Qué más añadisteis o quitasteis de vuestro armario?

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Conectar con: