Sí al ejercicio embarazada

Test de embarazo positivo. Pánico en plató. Primero, por lo importante, qué ilusión, qué ganas teníamos, qué felicidad. Después, por detalles más logísticos: Qué puedo hacer, comer, esto le hará daño, esto le vendrá bien… En el momento en el que te quedas embarazada surge un instinto de protección tremendo, a veces un poquito irracional, que hace que nos planteemos qué cambios tenemos que introducir en nuestra rutina. ¿Podemos hacer ejercicio embarazada?

La respuesta es que, en general, sí. Y digo en general porque puede haber ciertos embarazos (o ciertos momentos del embarazo) donde esté desaconsejado por tu ginecólogo. Pero, si tú y el bebé estáis sanos, puedes hacer ejercicio embarazada sin problema. Y yo vengo hoy a hacerme embajadora de lo importante que es. Ya no solo por los distintos estudios que demuestran que ayuda al desarrollo cardiovascular del bebé o a prevenir la diabetes, sino ¡Por nosotras mismas!

Yo, que no he tenido precisamente un día a día mega sencillo, he tenido momentos del embarazo donde no he podido hacer nada, y otros momentos donde he podido estar activa hasta 5 días a la semana. No os hacéis a la idea del cambio que noto cuando paso de una etapa a la otra.

  • Estás más relajada y duermes mejor
  • Piernas menos hinchadas, menos sensación de retención/celulitis
  • Comiendo exactamente igual, freno en el aumento de peso
  • Más agilidad (dentro de los límites de un embarazo ya de 29 semanas, claro)
  • Satisfacción personal y actitud mucho más positiva hacia la recuperación postparto.
  • Menos calambres nocturnos

¡Haz ejercico embarazada! (1)

En definitiva, no solo tienes una mejor condición física, que nadie duda ya de lo que ayuda en el parto y en el postparto, sino que de manera inmediata te encuentras mejor. Yo diría que, para que esto funcione, hay que hacer cositas que sean razonables y nos gusten. Supongamos que ya os he convencido para estar activas, ahora viene la pregunta: ¿Qué ejercicio es mejor embarazada?

  • Si podéis encontrar clases específicas para embarazadas, está estupendo. Pilates, yoga o natación son las más habituales. Yo soy muy fan del agua y de los ejercicios con la pelota de fitness. 
  • Si no encontráis o vuestra rutina os lo impide, hay muchísimas opciones. Podéis sin miedo nadar, caminar rapidito, hacer bici u otros ejercicios cardiovasculares sin impacto. En general se aconseja hacerlo a un ritmo suave que no os suba mucho las pulsaciones.
  • También, el mundo online nos facilita poder contratar entrenadores personales que nos diseñan planes personalizados para embarazadas que luego podemos hacer nosotras a nuestro ritmo, como Nanny Trainer.

¿Os he convencido? ¿Hacéis algo de ejercicio vosotras?

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

2 comments

Deja un comentario

Conectar con: