Tus aliados para verte guapa en el postparto

Cuando una acaba de tener un bebé, el aspecto físico no debe ser para nada lo más importante. Lo normal es tener cara de cansada, una buena tripilla, piernas hinchadas, etc. Además, atender a un recién nacido es un trabajo de 24 horas y es casi imposible encontrar tiempo para ponerse guapa. No pasa nada y creo que es lo lógico en ese momento, en contra de lo que nos impone la sociedad.

Pero es posible que os pase a lo que a mí: después de algunas semanas donde me daba exactamente igual mi aspecto, te levantas una mañana y dices: “vale, me apetece verme un poco mona“. Pero tu bebé sigue exigiendo muchísimo tiempo, así que ir a la peluquería a peinarse y maquillarse a diario no parece una opción.

Yo he optado por el punto medio: No voy tan arreglada como antes de ser madre, pero tampoco paso olímpicamente. Y he encontrado algunos aliados para conseguirlo rápido y barato:

  • Crema hidratante con color y protección solar:  Yo era de las que usaba sérum, hidratante, protección solar y maquillaje. Poquito a poco, cada vez son más los “días buenos” donde mantengo esa rutina, pero cuando no es así, viene fenomenal una de esas famosas BB o CC cream. Pero ojo, no vale cualquiera: ha de tener una buena protección solar, que es clave siempre, pero más en estas épocas de revolución hormonal donde acechan las manchas. Así, en 10 segundos, tienes la piel hidratada, protegida del sol y con un tonito favorecedor. Un truco: ten toallitas en el baño y úsalas para retirar los restos que quedan en los dedos al aplicarla.  

    BB cream con protección 50 de Kiehls

     
  • Aceite facial: Cuando tenemos una noche especialmente mala, si añadimos unas gotitas de un buen aceite facial a esa BB o CC cream, conseguimos un efecto flash algo similar al de las ampollas tensoras, pero mucho más natural. Además, reforzamos la barrera protectora de la piel. Si tienes la piel seca y pocas ganas de llenar el baño de cientos de potingues, el propio aceite de rosa mosqueta puede cumplir esta función.

Aceite facial Dr Jackson, de venta en Laconicum

  • Toallitas desmaquillantes: Nunca debemos irnos a dormir sin limpiarnos la cara. Pero limpiarse bien la cara lleva tranquilamente 2 o 3 minutos. Parecen pocos, y en cambio, hay días que es imposible encontrarlos. Para esos días (y solo para esos por favor), es muy útil tener unas toallitas desmaquillantes, que en 15 segundos nos hacen un apaño.

Toallitas Comodynes para todo tipo de pieles

  • Spray moldeador para el pelo: Te has duchado y lavado el pelo, pero el peque ha abierto el ojo y no te va a dar tiempo a hacerte una buena sesión de peinado secador y plancha en mano. Puedes aplicar, con el pelo húmedo, un spray de peinado o moldeador, y dejar secar al aire. Cogerá un poquito más de forma, o de “gracia” como decimos coloquialmente, que si no aplicas nada.

Spray ondas surferas Aussie

    Yo reconozco que, con estos truquillos para no perder mucho tiempo, me sube la moral verme con mejor aspecto. De todas formas,  es importante no olvidar que para nuestro bebé, que no está aún contaminado por los cánones de esta sociedad, estamos siempre perfectas. 

    Nota: las imágenes se corresponden a los productos que uso personalmente. Todos ellos están comprados por mí y no hay ningún tipo de patrocinio detrás de su promoción en este post. Simplemente me gustan mucho :-) 

      Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

      Deja un comentario

      Conectar con: