Viajar en avión embarazada

Hasta hace muy poquito, vivía en Suiza por motivos laborales. La cosa podía no ser muy complicada, pero mi marido no se pudo venir conmigo así que seguía en Madrid. Por eso, me he pasado una gran parte del embarazo viajando en avión. Como supongo que nos ha pasado a todas, te preocupas de si es bueno, malo o regular para el bebé, de hasta cuándo puede hacerse, etc. Hoy os hago un resumen de todo lo que se necesita saber para viajar tranquila en avión embarazada.

  • ¿Es peligroso viajar en avión embarazada? La respuesta a esta pregunta es que, en general, no. Si el embarazo es normal, sin ningún riesgo extraordinario, viajar en avión no supone ningún problema para el bebé.
  • ¿Hasta cuando se puede viajar en avión embarazada? Bien, esta pregunta tiene su tela. Lo primero que es importante entender es que volar no supone un problema para el bebé ni en la semana 39, ni en la 40. Es decir, la limitación no viene por la salud del bebé. La limitación viene porque, efectivamente, existe el riesgo de que te pongas de parto, igual que lo existiría si estás embarazada de 39 semanas tumbada en tu sofá. Evidentemente, la complicación logística aumenta exponencialmente si estás por encima de las nubes en el medio de la nada. Es por eso que las compañías aéreas ponen un límite en hasta cuándo se puede volar. También es cierto que, hoy en día, el espacio en los aviones es ridículo, y cuando tienes un tripón enorme, vas incómoda.

viajar en avión embarazada

  • ¿Es lo mismo un vuelo de 2 horas que de 10 horas? La respuesta es no, desde el punto de vista de la madre. Aunque el bebé esté tan tranquilo en la tripa, si vuelas en turista y estás ya muy embarazada, para la madre es muy incómodo tantas horas en una muy mala posición. Otro de los temas que hay que tener en cuenta es que la circulación sanguínea empeora, pero para eso hay trucos como pasear por el avión o ejercicios específicos que se pueden hacer sentada. Por tanto, si te quieres ir de vacaciones al Caribe, mejor hacerlo a principios del segundo trimestre de embarazo.
  • Entonces, ¿De dónde viene el miedo a viajar en avión embarazada? Todos sabemos que al viajar en avión sufrimos fuertes cambios de presión. Y eso asusta más estando embarazada. Pero de nuevo, si nuestro embarazo es normal, no existe ningún riesgo. Por otro lado, nadie quiere ponerse de parto en un avión, por eso se limita el volar hacia el final.
  • Voy a viajar en avión, ¿Cómo lo hago de la manera más cómoda posible? Ja, en esto considero que tengo un máster! He cogido 20 vuelos embarazada (y sí, los he contado, jajaja), aunque todos han sido de unas 2h de duración. El objetivo es estar lo más cómoda posible. Para ello: Factura la maleta para no andar cargando con el equipaje, pide asiento en el pasillo para poder levantarte e ir al servicio, mantente bien hidratada y come algo (especialmente si tienes náuseas), chupachups o caramelos con azúcar en el bolso por si tienes algún bajón, e intenta desplazarte desde/hasta el aeropuerto sin cargar mucho peso. Aún así, yo me hinchaba algo más de la cuenta (lo típico que al día siguiente pesas un kilo más que luego en dos días se te quita), y hacia el final ya estaba incómoda en cuanto a postura. Hice mi último vuelto embarazada de 30 semanas.

Espero que os sirva de miniguía para viajar tranquilas siempre que os apetezca :-) Recordad consultar en la página web de la compañía con la que viajéis sus normas particulares. En general, se puede viajar “libremente” hasta la semana 28, y entre la 28 y la 36 con certificado médico.

¡A volar!

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

2 comments

Deja un comentario

Conectar con: