Yo confieso

Yo confieso que no siempre le cambio el culete de inmediato a mi hija.

Yo confieso que el fin de semana, los purés son Nestlé, solo los toma caseros de lunes a viernes.

Confieso que dar el pecho no me resultó para nada placentero.

Confieso que a veces me apetecería más tirarme en el sofá a ver una serie que jugar un rato más con ella.

Confieso que a veces me preocupo por auténticas chorradas.

Yo confieso que me han llamado de la guarde porque tenía 38 de fiebre, y no he ido a buscarla de inmediato.

Yo confieso que a veces echo de menos salir a cenar con mi marido.

Yo confieso que ayer mi hija comió casi en pelotas en un restaurante porque se le  salió  la caca y no llevaba muda.

Yo confieso que he estado en reuniones de trabajo comprándole ropita online a ella.

Yo confieso que he estado jugando con ella y respondiendo mails de trabajo.

Confieso que me quejo a veces de que me encargo de muchas cosas, pero luego no me dejo ayudar.

Confieso que le doy a mi hija las cosas que se le caen al suelo simplemente pasándolas un poco por mi ropa.

Yo confieso que me siguen sobrando 5kg 9 meses después del parto porque me encanta comer, y que me toca la moral toda la presión mediática para ponerse en forma de inmediatro tras parir.

Yo confieso que no estoy siempre de acuerdo con mi marido en cuestiones de crianza, pero es el hombre de mi vida y el mejor padre para mi hija.

Yo confieso que tengo mucho miedo a equivocarme en la educación de mi hija.

Yo confieso que lloro de vez en cuando.

Y me confieso porque si desde este pequeño blog puedo ayudar, aunque sea un poco, a contrarestar todo el ruido que transmite a las madres que tienen que ser perfectas y que todo es cuestión de vida o muerte, habrá valido la pena.

Firmado por una muy buena madre de una niña muy feliz.

 

 

Comparte este Post...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page

2 comments

  1. Evita says:

    Muy buen madre, sí señora! No creo que alguien lo dude. Coincido en muchísimas de tus confesiones y ninguna es un delito. Cada uno tiene su vida y ante la llegada de hijos se adapta como quiere o puede en función de su personalidad. Por lo que te conozco me encantas como persona y como madre por si te sirve de algo jejejeje

Deja un comentario

Conectar con: